Banner
CD. OBREGÓN, SONORA MIERCOLES 1 DE ABRIL DE 2020
Columna De Interés Público
por Gustavo Zamora
A la mitad del camino
Gustavo Zamora | 9 de Marzo de 2020

Interesante el tema que pusiera en la conversación Rodrigo Bours en la más reciente sesión de cabildo. El edil independiente dejó entrever que hubo cochupo entre alguien del Municipio con un desarrollador que tiene un fraccionamiento al note de la calle 5 de Febrero, habrían sido unos 11 millones de pesos según las cuentas del también viviendero los que no entraron a las arcas del Municipio.

El asunto hubiera tenido una mayor resonancia de haber sido otra persona quien lo hiciera público, en agosto pasado Bours Castelo aceptó en una reunión de la Comisión Anticorrupción que la entrega de un fraccionamiento desarrollado por la Constructora Río Yaqui fue postergada durante años, quedando en el limbo responsabilidades ante los vecinos, el aspecto y la calidad de sus vialidades es deprimente. 

Qué bueno que Rodrigo Bours tiene esa acuciosidad para detectar la transa, sería mejor para los cajemenses que no fuera selectivo al hacerla pública. Nos queda la duda cuál habría sido el procedimiento para abordar el tema de Los Monjes si Bours Castelo estuviera como alcalde. Se suma el regidor a tantos políticos que hemos visto en la pasarela de todos los partidos. ¡Que se aplique la ley!… pero en los bueyes de mi compadre.

A la mitad del camino

El próximo lunes Sergio Pablo Mariscal estará llegando a la mitad de su gestión, hasta donde sabemos ha tenido reuniones muy prolongadas con secretarios y directores, ojalá tenga tiempo también para hacer una introspección y hablar consigo mismo, cierto es que una buena cantidad de pendientes que afronta Cajeme no tuvieron su origen en esta administración, pero los ciudadanos esperan la solución en esta.

Si somos justos habremos de decir que a la actual le ha tocado una etapa particularmente difícil, esa combinación de falta de recursos financieros y un desencanto colectivo hacen que exista en el aire un mal humor social, la única forma efectiva de contrarrestarlo es siendo cercano a la gente y abriéndose por completo, por su bien quizá deba poner distancia con quienes le han susurrado en estos primeros 18 meses que las cosas van requetebién.

Ya que andamos en las efemérides del servicio público no podemos pasar por alto una que puede aparecer más bien en un obituario: El proyecto fallido de instalar la Sader en Cajeme, la próxima semana se cumplirá el año del acto protocolario en el que la Gobernadora Claudia Pavlovich entregar una parte del Centro de Usos Múltiples en comodato al titular de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.

Atrás quedaron los discursos con palabras huecas por parte de Víctor Villalobos Arámbula, esa grandeza que alcanzaría la agricultura del País y que mejor que en la cuna de la revolución verde. La realidad del campo mexicano al menos en esta región del País no ha cambiado un ápice. Basta recorrer las oficinas del Servicio de Administración Tributaria para ver como precaristas se dan de alta movilizados por productores del sector privado ante el límite de apoyos por hectáreas.

Recordar la promesa de campaña de AMLO por Cajeme y ver como se desdibujó con tiempo no solo es gracioso, más que eso es el botón cercano que tenemos de muestra de la llamada Cuarta Transformación.