Banner
CD. OBREGÓN, SONORA MIERCOLES 1 DE ABRIL DE 2020
Venados de Mazatlán, humildad y perseverancia
Gustavo Zamora
21 de Enero de 2020

CIUDAD OBREGÓN.- Un elevado de foul motivó a Chris Roberson a buscar el home en pisa y corre, Ricardo Valenzuela no pudo quedarse con el tiro de Carlos Sepúlveda y los Venados de Mazatlán lograron la única carrera del séptimo y definitivo juego.

En extrainnings y en un encuentro donde ambos equipos no pudieron quejarse por falta de oportunidades pues dejaron hombres en base, el equipo porteño se enfrentará a los Tomateros de Culiacán en la gran final de la Liga Mexicana del Pacífico.

Posterior al juego los jugadores de Venados destacaron la perseverancia como la principal virtud para regresar en la serie después de estar abajo por dos juegos en par de ocasiones (0-2 y 1-3).

“Difícil, pero sabíamos que así iba a ser esto, enfrentábamos a un gran equipo, al mejor de la liga pero sabíamos que este equipo tiene mucha fuerza y mucha unión, tuvimos ese corazón para lograr esta victoria, en cada juego hubo un héroe diferente”, comentó Ramón Ríos quien tuvo un lance espectacular para retirar el primer tercio de la décima entrada a batazo del “Haper” Gamboa.

“Nadie nos hacía en esta etapa ni en playoffs, desde que llegamos al equipo de Venados se fue componiendo la armonía, se fueron dando los juegos y poco a poco manteniendo la química, la unión, nos tiene donde estamos, tenemos humildad y ganas de seguir luchando”, dijo emocionado Issmael Salas, tercera base de Venados.

Los Yaquis llegaron a estas etapas de playoffs diezmados al no contar con elementos importantes en su alineación, el caso de Jesús “Cacao” Valdez debió retirarse en su segundo turno al desplomarse a metros de home debido a una molestia que presentaba en una rodilla.

La victoria fue para Iván Zavala (1-0, 0.00 ERA), quien lanzó una entrada con un tercio; solamente permitió un hit. Mitch Lively se apuntó el salvamento. Edgar Torres abrió por los porteños.

Tiago da Silva (1-1, 3.60 ERA) se llevó la derrota, en tres episodios, toleró tres inatrapables y una rayita. El duelo lo inició Dustin Crenshaw y Samuel Zazueta también entró al relevo.