CD. OBREGÓN, SONORA MARTES 13 DE ABRIL DE 2021
Alcalde extraviado
2 de Febrero de 2021

Fue muy penoso lo ocurrido en la sesión de cabildo del pasado domingo sobre todo porque se percibe un nulo interés que se le da a los asuntos de la vida pública del municipio, a los importantes, salta a la vista una profunda contaminación de la institucionalidad que se ve ensombrecida por politiquería.

El Alcalde Sergio Pablo Mariscal volvió a ser presa de sí mismo, de nueva cuenta su inseguridad le jugó una mala pasada y optó por actuar de forma hostil ante imaginarios competidores políticos.

No es nada placentero ver al alcalde en modo intolerante ante Rosendo, sarcástico con Rodrigo, pero menos aún es verlo despojado de todo argumento y lleno de pánico ante los reclamos de Alma Aurora Preciado. Las dos primeras versiones de Sergio Pablo reflejan un mal humor y poca política, la tercera ante la regidora Preciado refleja la ausencia de un presidente municipal dando seguimiento a los asuntos de la administración pública. ¿Qué hace entonces? ¿Qué hacen sus colaboradores cercanos?

Parece que en las oficinas de los cercanos al Presidente Municipal se distraen más en temas de la frivolidad partidista y el dogma político que de atender los pendientes de la comunidad.

En el caso de la cancelación de permisos para la venta de pirotecnia es incomprensible como es que se regresó a comisión. El argumento planteado por el regidor de Morena que “se molestan los animalitos” es un reflejo del nivel de la mayoría que integra este cabildo, con escasa información de los temas en que intervienen, planteando una ocurrencia después de otra.

Por cierto, que este mismo tema Rosendo Arrayales se convirtió en lo que tanto critica, intentó aprovechar el momento para jalar agua a su molino y buscar el aplauso de las asociaciones protectoras de animales. Hay mucho por hacer en el tema del maltrato animal, pero implica trabajo, no buscar ser el mártir de las sesiones de cabildo.

Lastimoso

Mientras Alma Aurora Preciado exponía su inconformidad porque se violentan sus derechos como edil, el Alcalde se puso de pie para tratar un asunto en corto con Rosendo, si bien hace falta que platiquen más seguido, eligió el momento menos oportuno.

Molesta por el desprecio a los acuerdos de cabildo la regidora exigió una respuesta y la de Sergio Pablo Mariscal ante la falta de cumplimiento del acuerdo 347 fue “Muy bien, ¿algún otro punto? 

Así el desaire a una compañera de cabildo por parte de quien debiera ser el primero en proteger sus derechos. Inconcebible. Le acababan de decir que la comisión se reserva el derecho de interponer una denuncia y sale con esa respuesta.

“Si me permiten nada más comentar que hemos tenido toda la voluntad para ir avanzando en este sentido, sinceramente les digo, yo soy el que quiere más a las mujeres”, titubeó Mariscal.

“No es suficiente que nos quiera alcalde”, respondió la regidora. Lo que siguió fue una excusa tras otra, el resultado de no tomarse el trabajo en serio.

Si quieren la próxima directora del IMIP puede ser mujer, ofreció el Alcalde. No se trata de poner mujeres en todos los puestos que queden vacantes, si esa es la respuesta se nota que no han entendido nada.