CD. OBREGÓN, SONORA MARTES 2 DE MARZO DE 2021
Columna de Interés Público
Gustavo Zamora
De Interés
Público
Gremio sensible
Gustavo Zamora | 19 de Enero de 2021

Muy sensible tienen la piel algunos constructores y no les gusta que les tomen y exhiban fotos del estado actual en que se encuentran las calles que en la administración de Rogelio Díaz Brown les asignaron y en la de Faustino Félix Chávez construyeron y supuestamente supervisaron. 

Si las calles tuvieran la dureza del caparazón que les protege tal vez no estaríamos padeciendo su falta de profesionalismo, porque si así como como está de compacto el gremio a la hora de cuidarse las espaldas hubieran compactado la terracería quizá las vialidades hubieran durado unos meses más.

Ya que andamos por rumbos del patriarca del PRI, dicen que “ya solo” deben 18 millones de pesos a los constructores del Estadio de beisbol y ninguno retoba porque una forma de pagarles sería a través de nuevas adjudicaciones de obra, lo malo es que ha caído a cuentagotas. No me haga caso de lo anterior, de seguro son habladas de los resentidos, nos debe tener muy tranquilos que tenemos una Contraloría en Cajeme muuuy comprometida con el interés público y que jamás solaparía un acto de corrupción. 

Por cierto, que a fin de mes se van a cumplir dos años de la denuncia que hiciera en el pleno de cabildo el regidor Rodrigo Bours sobre los terrenos que una empleada de una maderera compró y que a la vuelta de un año… ¡¡oh suertuda!! le dieron a ganar casi 10 millones de pesos solo por la transa-cción, y es que cuándo se iba a imaginar la señora que ahí se construiría el nuevo rastro.

El caso de esta señora -envidia de cualquier psíquico o pitonisa-  tampoco ha tenido mucha luz y eso que José Leovigildo Guerra es autónomo y no tiene compromisos de ningún tipo.

Por acciones como esa es que Morena y el presidente López Obrador tienen el respaldo mayoritario en las encuestas de popularidad, pese a su falta de rumbo, a la manera unipersonal de gobernar, al rechazo de visiones distintas a la suya e incluso a la apuesta perversa de dividir a un país, AMLO es para mucho el antídoto para las corruptelas. A lo largo y ancho de México hay muchas “calles Quintana Roo”, hay centenares de operaciones abusivas como la compraventa de los terrenos del rastro, infinidad de robos como los perpetrados por sus directivos al Oomapasc… eso está muy fresco en el recuerdo de los cajemenses y en las elecciones todavía se verá.

Mayor exigencia

En unos días habrán de decidir los partidos y sus cúpulas para determinar a quién designan en los puestos de elección popular, no la tienen fácil, tendrán que decantarse entre la popularidad o la planeación a futuro, entre la probidad o la maña… y a todo esto ¿Cree usted amable lector que de ellos dependerá que se den los cambios de fondo?

Los cajemenses en su gran mayoría están más al pendiente de saber dónde caerá el siguiente ejecutado. Las masas están ajenas a la propuesta de los candidatos, a los perfiles de los aspirantes, nos creemos merecedores de una mejor ciudad, pero no somos mejores ciudadanos, dejamos todo a la capacidad de los servidores públicos y muchas veces no la tienen y ya lo sabíamos antes de votar por ellos, reclamamos agua en cantidad y calidad, pero solo 2 de cada diez usuarios paga su recibo.

Pretender dejar a Cajeme en manos de una persona y que esta resuelva los problemas es una irresponsabilidad mayor por parte de nosotros. Es tiempo de exigirles más de forma civilizada e informada, urge hacerlo, ya probamos que los alcaldes y sus equipos no pueden, lo único que sí se le da muy bien es el faroleo con el puesto. Recordemos que esta ciudad una vez fue ejemplo en muchos aspectos positivos, pero queda clarísimo que sus servidores públicos y los ciudadanos estaban hechos de algo distinto.