CD. OBREGÓN, SONORA MIÉRCOLES 12 DE AGOSTO DE 2020
Columna de Interés Público
por Gustavo Zamora
Empoderados
Gustavo Zamora | 7 de Julio de 2020

Dice la conseja popular: si quieres conocer a alguien, dale poder. El ciudadano ejerciendo su voto libre les dio poder a quienes decían representar la izquierda a nivel municipal y su actuar nos deja dudas sobre la manera cómo perciben el servicio público y lo más preocupante, como nos perciben a los ciudadanos y a sí mismos.

Aunque es un municipio relativamente joven, Cajeme tiene una tradición de ser gobernado por un sistema parecido al de las castas, lo hizo durante décadas, con la pérdida de valores en la sociedad y la política, los últimos descendientes de ese linaje dieron al traste con la administración pública, la escasa preparación y la desmedida ambición de ellos y su patrono fueron determinantes. Hoy nos tienen pagando obras mal hechas, innecesarias y servicios públicos onerosos.

Lo vemos cíclicamente, en Cajeme cualquiera cree que puede postularse para un puesto de elección popular, los resultados en las urnas les pueden dar la razón en parte, los resultados al municipio nos deben poner en alerta a los ciudadanos, pues si bien cualquiera puede ganar, no cualquiera puede gobernar.

Cuando en 2018 escuché decir al Alcalde que buscaba “romper con la inercia del cortoplacismo” no logré captar la frase, pensé incluso que yo había escuchado mal o él se habría equivocado en su lectura, después de todo, cómo es que un presidente municipal no logra aceptar que su periodo es de tres años, de los cuales el tiempo que realmente puede ejercer su autoridad es menor.

Lo ocurrido en la semana anterior en La Voz de Cajeme no es cosa menor. Es tiempo que los servidores públicos -sobre todos los cercanos al Alcalde- dejen de percibir sus funciones como las de una servidumbre atendiendo a sus cortesanos. Sus funciones se sujetan a un marco legal.

Decir que sí a todo a su superior jerárquico como si se trataran de simples asesores es la peor idea que pueden tener, aún recuerdo cuando David Valladares en la presentación de las mesas de trabajo que hicieron en las comisarías para implementar el PMD se refería a las administraciones anteriores con frases ricas en adjetivos para señalar la corrupción y las ilegalidades, parece que la historia lo pondrá en el mismo sitio.

En este espacio no regatearemos méritos de nadie, mientras se conserven los derechos políticos estos deben ejercerse con plenitud y con dignidad, no hacemos juicios sobre el desempeño de las ciudadanas y ciudadanos, pero los servidores públicos no deben apartarse de la ética y la legalidad.

Amigo de lo ajeno

Las barbas a remojar están poniendo algunos ex funcionarios de la administración Félix Chávez, y aunque un millón y medio de pesos no es más que una pequeña parte del desaseo en obra que se aventaron, al menos por algo se empieza.

Según pudimos enterarnos los servidores públicos que deberán regresar esa cantidad eran parte del equipo de la Secretaría de Desarrollo Social, particularmente de la Dirección de Obras Sociales que durante buena parte de la gestión estuvieron más concentrados en posicionar políticamente a una candidata que no tuvo buena suerte en las urnas.

Será interesante saber si este Amigo apechugará o también repartirá culpas, de cualquier manera ya se sabe que, aunque selectiva, la rendición de cuentas aún respira en rumbos de palacio municipal.