CD. OBREGÓN, SONORA MIÉRCOLES 12 DE AGOSTO DE 2020
Columna de Interés Público
por Gustavo Zamora
Pleitos gratis
Gustavo Zamora | 2 de Junio de 2020

Las últimas semanas han sido de dolor para decenas de familias en nuestro municipio, también se han contado historias llenas de esperanza. La vida nos enseña de la peor manera lo frágiles que somos, ante tales circunstancias las diferencias políticas que han ido en aumento en Cajeme entre los distintos actores parecen ser pleitos de niños.

El confinamiento tal vez ha afectado la lógica y el razonar de quienes dicen estar del lado del Alcalde, sus estrategias se mueven entre lo inoperantes a lo ilegal, además de resultar casi siempre contraproducentes.
 
Para Sergio Pablo Mariscal, el 2021 se presenta como otra oportunidad para continuar su carrera en la política, tiene aspiraciones y todo el derecho de conquistarlas como cualquier ciudadano.


El Alcalde de Cajeme, sin embargo, se rodea de personas que le mienten, lo mal asesoran y no solo le ponen cuesta arriba su carrera electoral, crean al exterior una mala imagen de su persona.

Enfrascarse en pleitos con integrantes tanto de su coalición como de la oposición en cabildo parecía una mala idea, lejos de atemperar esos ánimos las diferencias escalaron y hoy el Alcalde tiene a diputados de su mismo partido del otro lado de la cancha, a diputados de la oposición criticándolo un día sí y el otro también.
 
Mientras otros actores políticos en este momento ocupan su tiempo en actividades de impacto inmediato para los cajemenses, como preparar comida y repartirla, llevar productos casi regalados o repartir alimentos en el valle, Mariscal Alvarado sostiene encuentros partidistas en palacio municipal y todavía los hace públicos. Acá afuera eso no se ve bien, si de verdad lo aprecian, alguien cercano a él se lo tiene que decir.

En su mensaje la semana anterior señalaba el Alcalde sobre su particular gusto por el café “cargado” e insistía que Cajeme marca agenda en Sonora, quienes le rodean deben ser honestos, una cosa es marcar agenda y otra estar en boca de todos por ocurrencias de asesores.

De seguir con su intención de ser postulado para un puesto de elección popular a Sergio Pablo Mariscal le quedan poco más de nueve meses como Alcalde, tiempo en el que tendrá necesariamente que zanjar las diferencias con quienes hoy evita, eventualmente a todos los ocupará de su lado sean o no morenistas.
 
Desde Chuy Félix, con todo su carisma y arrastre popular, ningún alcalde saliente ha tenido el respaldo para ocupar un puesto de elección popular y obtenido el triunfo en las urnas, vamos, ni siquiera han sido postulados por sus partidos, así de desgastante es gobernar Cajeme.

Por el bien de Cajeme, ojalá Mariscal Alvarado logre cerrar algunos de los frentes que hoy mantiene abiertos, las diferencias que en política se tienen las pagan los ciudadanos, la historia reciente de Cajeme está llena de esos casos.