Banner
CD. OBREGÓN, SONORA LUNES 30 DE MARZO DE 2020
Columna De Interés Público
por Gustavo Zamora
Regidores florero
Gustavo Zamora | 17 de Febrero de 2020

Se llevó a cabo otra sesión de cabildo y lo más destacado fue la sutileza con que se intentó justificar la debacle financiera de las paramunicipales, han sido un barril sin fondo desde las administraciones anteriores, pero en esta hay malas prácticas que no se deben permitir.

Ni es algo particular de este municipio ni tampoco de esta administración, desde hace tiempo la mayoría de la planilla que cobija a los alcaldes saben que su misión es la de levantar el dedo y aplaudir con fervor, pero en la actual los regidores de Morena se achican, quizá porque su perfil no da para más, por conveniencia o por una combinación de ambas.

Para decirlo en palabras de López Obrador, los regidores de Morena y algunos de oposición “callaron como momias”, cuando se revisaron los estados financieros, preocupa el poco aporte de la mayoría y aunque no se esperaba nada de ellos, aun así, logran decepcionar a los cajemenses, aquí el 90 por ciento honestidad y 10 por ciento capacidad a que se refiere el Presidente tiene valores distintos, en Cajeme es 100 por ciento incapacidad para la reflexión y la autocrítica.

“Análisis, discusión y autorización en su caso del envío al Congreso del Estado de los estados financieros…” se leía en el orden del día de la sesión anterior, sin embargo, su análisis y discusión fue muy pobre, una revisión de números no es algo que capte la atención de la mayoría que en la actualidad busca camorra y confrontación, como ocurrió en la sesión previa.

Dice una gran verdad Sergio Pablo Mariscal cuando señala que su gobierno está alineado con los postulados de Andrés Manuel López Obrador, y es que los morenistas en cabildo cumplen la misma función que los integrantes de la mayoría en las cámaras de senadores y diputados; aprobar los caprichos del Titular del Ejecutivo.

Es muy importante que se eleve el nivel de discusión del cabildo, que los regidores de Morena se esfuercen un poco en entender su función y la enorme responsabilidad que conlleva formar parte del gobierno municipal.

A propósito del cabildo, es un buen mensaje que Sergio Pablo Mariscal y Rodrigo Bours hayan mostrado mesura en los últimos días, hasta ahora con sus reclamos de ida y vuelta ambos se habían desgastado, tampoco es que una buena relación entre ellos sea trascendente, pero por lo menos sin sus pleitos permitirán quitar el enfoque de lo trivial y mediático para concentrarnos en revisar el ejercicio público. En el fondo Sergio Pablo y Rodrigo tienen mucho más en común que diferencias, su ADN priista los ata y los delata.

Sin saber de la Sader

Ya falta poco para cumplir un año de la protocolización del comodato entre el Gobierno del Estado y la Secretaría de Desarrollo Rural que otorgaba a la dependencia federal el inmueble conocido como Centro de Usos Múltiples y no se ve intención de que la palabra empeñada del Presidente de la República se cumpla.

Parece que fue ayer cuando Javier Lamarque aseguró que el Secretario estaría despachando el 2 de diciembre de 2018, tengo fresco el recuerdo del pleito de twitter entre Arturo Bours y Faustino Félix Chávez, las palabras de Sergio Pablo Mariscal sobre la llegada de la Sader a Cajeme y nuestra irrupción al desarrollo y la prosperidad.

En cambio, tenemos un municipio con cero aportación para obra por parte del Gobierno Federal, con el número de homicidios dolosos en aumento y la ciudad cada vez menos competitiva por la indiferencia de los representantes de la Cuarta Transformación.