Banner
CD. OBREGÓN, SONORA LUNES 30 DE MARZO DE 2020
Urgen a AMLO plan ante feminicidios
Redacción
10 de Marzo de 2020

VERACRUZ.- La lucha de las mujeres en contra de la violencia de género no termina después del 8 y 9 de marzo. La lucha continuará hasta lograr que los Gobiernos federal y estatales implementen acciones reales como un plan para atender y prevenir la violencia e inequidad de género y los feminicidios, afirma Fernanda Acosta, integrante del colectivo Las Brujas del Mar.

"Tenemos que seguir insistiendo hasta que el Gobernador de Veracruz (Cuitláhuac García) haga algo. Hasta que el Presidente (Andrés Manuel López Obrador) reaccione, que de verdad cree protocolos, que no nos tache de conservadoras, vándalas, que en verdad haga algo", sostuvo.

Aunque le sorprendió la respuesta al Paro Nacional de Mujeres al que convocaron y la nutrida participación en la marcha que realizaron el domingo en este puerto y varios puntos del País, la joven de 23 años tiene claro que deben seguir reclamando hasta que haya justicia.

"Ahora es cuando más tenemos que presionar a las instituciones para que hagan algo al respecto. No nos vamos a callar", expresó.

Sin embargo, subrayó, la lucha en contra de la violencia de género no corresponde sólo a las mujeres.

Es el momento, considera, de que los hombres asuman su responsabilidad.

"Ellos tienen que replantearse sus acciones, dejar de hacer comentarios machistas, sexistas, que se replanteen sus privilegios. No podemos dejarle todo el trabajo a las mujeres, porque si nosotras seguimos trabajando y los hombres no ponen de su parte, no vamos a llegar a ningún punto", explicó.

De acuerdo con estimaciones de Las Brujas del Mar, en años anteriores máximo 150 personas habían participado en una marcha por el Día Internacional de la Mujer en el Puerto de Veracruz.

Este domingo, alrededor de 2 mil 500 mujeres salieron a las calles, según cálculos de la Alcaldía de Boca del Río.

"Fue sorprendente porque hubo mucha respuesta en una ciudad pequeña, que no es la Ciudad de México", aclaró.

Las integrantes del colectivo tampoco se movieron el 9 de marzo. Fernanda se quedó en su casa leyendo uno de sus libros preferidos: Mujeres que ya no sufren por amor, de la española Coral Herrera.

Incluso, ella y su mamá compraron comida para el lunes desde el domingo, antes de ir a la protesta.

"Nos pusimos a leer una amiga y yo textos sobre la violencia de género, sobre cómo podíamos combatirla. No hicimos compras, ni usamos redes, ni Netflix", comentó.

Fernanda subrayó que el paro de mujeres fue un ejercicio para abrir conciencias. Los hombres vivieron de cerca el impacto de que una mujer no llegue a su trabajo, a su escuela.

"Creo que sí es un acto de conciencia bastante fuerte. Esto es un ejercicio que hicimos, pero ayer 10 chicas no llegaron a su casa. En México, 10 mujeres mueren al día asesinadas por crímenes de odio".

Integrantes del colectivo se reunirán con el Alcalde de Boca Del Río, Humberto Alonso Morelli, y con representantes del Instituto Municipal de la Mujer para abordar medidas contra las violencias hacia las mujeres, lo que consideró un logro.

"Es importante porque no habíamos podido tener este acercamiento. Teníamos exigencias, pero no escuchábamos respuesta. Boca del Río no nada más es la parte hotelera, bonita", indicó.