CD. OBREGÓN, SONORA MIÉRCOLES 23 DE SEPTIEMBRE DE 2020
Deja Gobierno Federal a su suerte a productores agrícolas: Russo Salido
Gustavo Zamora
11 de Septiembre de 2020

CIUDAD OBREGÓN.- Los productores del campo han sido dejados a su suerte por parte del Gobierno Federal pese a que en el discurso se asume como promotor de la soberanía alimentaria y que en campaña prometió precios de garantía generalizados, dijo Jorge Russo Salido.

El Diputado Federal recordó que las reducciones en el presupuesto para el campo, pasando de 85 mil 499 millones en 2018 a 70 mil 094 en 2019, para este año apenas se asignaron 49 mil 209 millones, lo que representa una reducción en más de un cuarenta por ciento en lo que va del actual sexenio.

“Como podemos advertir, el Gobierno Federal dice una cosa en el discurso público y hace otra en la realidad, es decir, no se puede confiar en la palabra empeñada ni en los compromisos asumidos con los productores”, expuso.

Dijo que en el caso del sur de Sonora y pese a existir compromisos por parte de la Secretaría de Agricultura (Sader) como el incentivo complementario al ingreso objetivo de trigo panificable ciclo 2018/2019, el incentivo complementario al ingreso objetivo correspondiente al cártamo ciclo otoño-invierno 2017-2018 y el apoyo emergente para el cártamo ciclo 2018/2019, en beneficio de productores afectados por las heladas registradas en el mes de diciembre de 2018.

Adelantó que el escenario para el Presupuesto de Egresos de la Federación 2021 es igual de desfavorable que en el ejercicio fiscal 2020 pues se mantiene el mismo monto, 49 mil 291.4 millones de pesos, que no alcanza siquiera para actualizar la inflación del último año. 

“Esto representa una verdadera reducción del presupuesto al campo en cuanto al poder adquisitivo del recurso proyectado, que no los engañen con el cuento de que no hay recursos suficientes debido a la pandemia o a otras crisis internacionales el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para el 2021 es aproximadamente un 3% superior al del año 2020”, puntualizó.

“El problema radica en que el dinero no se utiliza en los temas prioritarios, como la producción de alimentos, se utiliza en programas clientelares que buscan manipular el voto de la población más necesitada, lejos de rescatarlos de su condición vulnerable se les convierte en más pobres”, señaló.