CD. OBREGÓN, SONORA MIÉRCOLES 27 DE ENERO DE 2021
Muere Tom Lasorda, histórico de Dodgers
Redacción
8 de Enero de 2021

(Sineli Santos, Cancha de Grupo Reforma) Tommy Lasorda ya es uno de los miembros de la novena celestial, el emblemático miembro del Salón de la Fama falleció este jueves a los 93 años.

Días atrás, Lasorda abandonó el hospital donde fue ingresado a principios de noviembre tras un problema de salud. Finalmente no resistió y murió la noche del jueves.

Como jugador lanzó 3 años en Grandes Ligas con los Dodgers de Brooklyn y los Kansas City Athletics.

Su mayor legado lo dejó como mánager de los Dodgers de Los Ángeles, donde dirigió por 20 años.

Lasorda obtuvo un par de títulos de Serie Mundial, cuatro banderines de Liga Nacional y ocho gallardetes divisionales.

Además fue nombrado como mánager del año en dos ocasiones, en 1983 y en 1988.

En México es bien recordado por haber sido el mánager de Fernando Valenzuela durante la llamada "Fernandomanía".

Además de sus éxitos con los Dodgers, Lasorda fue campeón olímpico en Sydney 2000, al frente del combinado de Estados Unidos.

Su última aparición pública fue el 27 de octubre.

Justo cuando los Dodgers vencieron a los Rays de Tampa Bay en el J6 de la Serie Mundial, y acabaron con una sequía de 32 años sin un título.

El "Toro" le debe su oportunidad

La huella que dejó Lasorda en los Ángeles Dodgers será difícil de borrar.

Sin importar que pasen los años, siempre se recordará al carismático mánager como la persona que le dio su primera oportunidad de jugar en Grandes Ligas al mexicano Fernando Valenzuela.

Pese a no tener mucha participación durante la temporada de 1980, Lasorda siguió de cerca el desarrollo y crecimiento del "Toro" Valenzuela y solo cuando estuvo seguro, lo dirigió hasta alcanzar el éxito.

Lasorda veía en el tricolor a un perfecto Jerry Reus, por lo que le exprimió todo el poder que tenía Valenzuela en su brazo izquierdo y acercarlo a la meta de ganar la Serie Mundial en 1981 y más tarde en 1988.

El mentor de Fernando Valenzuela ha partido, no sin antes haber sido testigo de la famosa "Fernandomanía" y formar un gran lazo más allá del diamante con el "Toro".