CD. OBREGÓN, SONORA MIÉRCOLES 15 DE JULIO DE 2020
Nulo apoyo desalienta la producción de trigo panificable
Redacción
4 de Junio de 2020

CIUDAD OBREGÓN.- Molestia y preocupación prevalece entre los productores de trigo panificable del Valle del Yaqui, por el nulo apoyo recibido de las autoridades para resolver los problemas de comercialización por lo que atraviesan.

“Las negociaciones para resolver la situación con la cosecha de este ciclo no han tenido resultado, y a pesar del Programa de Precios de Garantía que fue anunciado por el Gobierno Federal, no se ha llegado a alcanzar el objetivo”, expresó Humberto Castillo Zaragoza.

Esta situación, dijo, ocasionará que el productor no se muestre incentivado con el establecimiento de trigo panificable y rechace la siembra en el próximo ciclo agrícola, a pesar de que en México su producción es deficitaria.

“Los productores agrícolas cumplimos con nuestra parte, por lo que ahora es responsabilidad de Segalmex y de la industria molinera cumplir con los compromisos contraídos para resolver esta situación. Resulta preocupante el hecho de que la industria no ha cumplido con el acuerdo que había realizado con el Gobierno Federal y los productores, de adquirir el volumen al que se había comprometido, lo cual representa un serio problema para la colocación del producto”, expuso el presidente de la Asociación de Agricultores del Valle del Yaqui (Aavyac)

Según el análisis publicado por Segalmex el 11 de mayo pasado, se calculó un incentivo de 600 pesos para llegar a los 5 mil 790 pesos por tonelada fijado como precio de garantía autorizado, cálculo que aseguró, dista de la situación actual que se presenta, ya que se necesitarían más de mil pesos por tonelada.

“Son varios factores que están afectando los precios, como el tipo de cambio y la bolsa de Chicago, que han sido muy inestables. Esto nos lleva a la necesidad de un nuevo planteamiento en el incentivo a otorgar para alcanzar el precio de garantía fijado”, declaró.

“Por ello, hacemos un llamado a nuestros diputados y senadores para que apoyen al campo, hay estímulos de ciclos anteriores que aún no han llegado a los productores, hay siembra de maíz por trillarse que también se encuentra vulnerable a las cambiantes condiciones de los mercados”, finalizó.